EL RENDIMIENTO ACADEMICO

¿Qué es el Rendimiento Académico?



Son las calificaciones aprobatorias o desaprobatorias que se presenta en un estudiante ante un determinado curso.






Definiciones acerca del rendimiento académico



Como ya sabemos la educación escolarizada es un hecho intencionado y, en términos de calidad de la educación, todo proceso educativo busca permanentemente mejorar el aprovechamiento del alumno. En este sentido, la variable dependiente clásica en la educación escolarizada es el rendimiento o aprovechamiento escolar (Kerlinger, 1988).



El rendimiento en sí y el rendimiento académico, también denominado rendimiento escolar, son definidos por la Enciclopedia de Pedagogía / Psicología de la siguiente manera: "Del latín reddere (restituir, pagar) el rendimiento es una relación entre lo obtenido y el esfuerzo empleado para obtenerlo.



Es un nivel de éxito en la escuela, en el trabajo, etc.", "..., al hablar de rendimiento en la escuela, nos referimos al aspecto dinámico de la institución escolar. (...) El problema del rendimiento escolar se resolverá de forma científica cuando se encuentre la relación existente entre el trabajo realizado por el maestro y los alumnos, de un lado, y la educación (es decir, la perfección intelectual y moral lograda por éstos) de otro", "al estudiar científicamente el rendimiento, es básica la consideración de los factores que intervienen en él.



Por lo menos en lo que a la instrucción se refiere, existe una teoría que considera que el rendimiento escolar se debe predominantemente a la inteligencia; sin embargo, lo cierto es que ni si quiera en el aspecto intelectual del rendimiento, la inteligencia es el único factor", "..., al analizarse el rendimiento escolar, deben valorarse los factores ambientales como la familia, la sociedad y el ambiente escolar" (El Tawab, 1997; pág. 183).



Además el rendimiento académico es entendido por Pizarro (1985) como una medida de las capacidades respondientes o indicativas que manifiestan, en forma estimativa, lo que una persona ha aprendido como consecuencia de un proceso de instrucción o formación. El mismo autor, ahora desde una perspectiva propia del alumno, define el rendimiento como una capacidad respondiente de éste frente a estímulos educativos, susceptible de ser interpretado según objetivos o propósitos educativos pre-establecidos. Este tipo de rendimiento académico puede ser entendido en relación con un grupo social que fija los niveles mínimos de aprobación



Ante un determinado cúmulo de conocimientos o aptitudes (Carrasco, 1985). Según Herán y Villarroel (1987), el rendimiento académico se define en forma operativa y tácita afirmando que se puede comprender el rendimiento escolar previo como el número de veces que el alumno ha repetido uno o más cursos.



Por su lado, Kaczynska (1986) afirma que el rendimiento académico es el fin de todos los esfuerzos y todas las iniciativas escolares del maestro, de los padres de los mismos alumnos; el valor de la escuela y el maestro se juzga por los conocimientos adquiridos por los alumnos.



En tanto que Nováez (1986) sostiene que el rendimiento académico es el quantum obtenido por el individuo en determinada actividad académica. El concepto de rendimiento está ligado al de aptitud, y sería el resultado de ésta, de factores volitivos, afectivos y emocionales, además de la ejercitación.



Chadwick (1979) define el rendimiento académico como la expresión de capacidades y de características psicológicas del estudiante desarrolladas y actualizadas a través del proceso de enseñanza-aprendizaje que le posibilita obtener un nivel de funcionamiento y logros académicos a lo largo de un período o semestre, que se sintetiza en un calificativo final (cuantitativo en la mayoría de los casos) evaluador del nivel alcanzado.






Resumiendo, el rendimiento académico es un indicador del nivel de aprendizaje alcanzado por el alumno, por ello, el sistema educativo brinda tanta importancia a dicho indicador. En tal sentido, el rendimiento académico se convierte en una "tabla imaginaria de medida" para el aprendizaje logrado en el aula, que constituye el objetivo central de la educación. Sin embargo, en el rendimiento académico, intervienen muchas otras variables externas al sujeto, como la calidad del maestro, el ambiente de clase, la familia, el programa educativo, etc., y variables psicológicas o internas, como la actitud hacia la asignatura, la inteligencia, la personalidad, el autoconcepto del alumno, la motivación, etc. Es pertinente dejar establecido que aprovechamiento escolar no es sinónimo de rendimiento académico. El rendimiento académico o escolar parte del presupuesto de que el alumno es responsable de su rendimiento. En tanto que el aprovechamiento escolar está referido, más bien, al resultado del proceso enseñanza-aprendizaje, de cuyos niveles de eficiencia son responsables tanto el que enseña como el que aprende.






Características del rendimiento académico






García y Palacios (1991), después de realizar un análisis comparativo de diversas definiciones del rendimiento escolar, concluyen que hay un doble punto de vista, estático y dinámico, que atañen al sujeto de la educación como ser social. En general, el rendimiento escolar es caracterizado del siguiente modo:







  1. el rendimiento en su aspecto dinámico responde al proceso de aprendizaje, como tal está ligado a la capacidad y esfuerzo del alumno;




  2. en su aspecto estático comprende al producto del aprendizaje generado por el alumno y expresa una conducta de aprovechamiento;




  3. el rendimiento está ligado a medidas de calidad y a juicios de valoración;




  4. el rendimiento es un medio y no un fin en sí mismo;




  5. el rendimiento está relacionado a propósitos de carácter ético que incluye expectativas económicas, lo cual hace necesario un tipo de rendimiento en función al modelo social vigente.





El rendimiento académico en el Perú






En consonancia con esa caracterización y en directa relación con los propósitos de la investigación, es necesario conceptuar el rendimiento académico. Para ello se requiere previamente considerar dos aspectos básicos del rendimiento: el proceso de aprendizaje y la evaluación de dicho aprendizaje. El proceso de aprendizaje no será abordado en este estudio. Sobre la evaluación académica hay una variedad de postulados que pueden agruparse en dos categorías: aquellos dirigidos a la consecución de un valor numérico (u otro) y aquellos encaminados a propiciar la comprensión (insight) en términos de utilizar también la evaluación como parte del aprendizaje. En el presente trabajo interesa la primera categoría, que se expresa en los calificativos escolares. Las calificaciones son las notas o expresiones cuantitativas o cualitativas con las que se valora o mide el nivel del rendimiento académico en los alumnos. Las calificaciones escolares son el resultado de los exámenes o de la evaluación continua a que se ven sometidos los estudiantes. Medir o evaluar los rendimientos escolares es una tarea compleja que exige del docente obrar con la máxima objetividad y precisión (Fernández Huerta, 1983; cit. por Aliaga, 1998b).






En el sistema educativo peruano, en especial en las universidades – y en este caso específico, en la UNMSM-, la mayor parte de las calificaciones se basan en el sistema vigesimal, es decir de 0 a 20 (Miljanovich, 2000). Sistema en el cual el puntaje obtenido se traduce a la categorización del logro de aprendizaje, el cual puede variar desde aprendizaje bien logrado hasta aprendizaje deficiente, basándonos en el siguiente cuadro (DIGEBARE, 1980; cit. por Reyes Murillo, 1988):






Tabla No. 01



Categorización del Nivel de Rendimiento Académico



(Según la DIGEBARE del Ministerio de Educación)








Reyes Murillo (1988), elaboró una tabla diferente para la valoración del aprendizaje en base a las calificaciones obtenidas que se muestran en la siguiente tabla:



Tabla No. 02



Categorización del Nivel de Rendimiento Académico





(Según Edith Reyes Murillo)






Aquí se observa un mayor nivel de exigencia para la valoración del aprendizaje logrado, al catalogar un aprendizaje bien logrado en un intervalo más breve dentro de las calificaciones obtenidas, lo cual permite una mayor seguridad de que el objetivo central de la educación, el aprendizaje del alumno, se haya alcanzado.






El rendimiento académico y su relación con algunas variables psicológicas






El rendimiento académico en general, se ve unido a muchas variables psicológicas, una de ellas es la inteligencia, que se le relaciona de modo moderado a alto, en diversas poblaciones estudiantiles, como por ejemplo las de Inglaterra y Estados Unidos (Catell y Kline, 1982). Un panorama algo diferente presentan las correlaciones con las variables que Rodríguez Schuller (1987) denomina "comportamientos afectivos relacionados con el aprendizaje". Las correlaciones de la actitud general hacia la escuela y del autoconcepto no académico si bien son significativas son menores que las correlaciones de la actitud hacia una asignatura determinada y el autoconcepto académico (Comber y Keeves, 1973; cit. Enríquez Vereau, 1998). Por otro lado, la variable personalidad con sus diferentes rasgos y dimensiones, tiene correlaciones diversas y variadas según los rasgos y niveles de educación (Eysenck y Eysenck, 1987; cit. Por Aliaga, 1998b).






En cuanto al rendimiento en algunas asignaturas como por ejemplo, la matemática, Bloom (1982) comunica resultados de estudios univariados en los cuales se hallan correlaciones sustanciales entre la inteligencia y el aprovechamiento en aritmética en estudiantes secundarios estadounidenses. También comunica correlaciones más elevadas del autoconcepto matemático en comparación con el autoconcepto general con asignaturas de matemática en el mismo tipo de estudiante.






Otra variable que se ha relacionado mucho con el rendimiento académico es la ansiedad ante los exámenes. Ayora (1993) sostiene que esta ansiedad antes, durante y después de situaciones de evaluación o exámenes constituye una experiencia muy común, y que en algunos casos se traduce en experiencias negativas como bajas calificaciones, merma académica, abandono escolar y universitario, entre otras. Ya en los inicios de la década de 1950, Sarason y Mandler (citados por Spielberger, 1980) dieron a conocer una serie de estudios en los cuales descubrieron que los estudiantes universitarios con un alto nivel de ansiedad en los exámenes tenían un rendimiento más bajo en los tests de inteligencia, comparados con aquellos con un bajo nivel de ansiedad en los exámenes, particularmente cuando eran aplicados en condiciones productoras de tensión y donde su ego era puesto a prueba. Por contraste, los primeros tenían un mejor rendimiento comparados con los segundos, en condiciones donde se minimizaba la tensión. Estos autores atribuyeron el bajo aprovechamiento académico, de los estudiantes altamente ansiosos, al surgimiento de sensaciones de incapacidad, impotencia, reacciones somáticas elevadas, anticipación de castigo o pérdida de su condición y estima, así como a los intentos implícitos de abandonar el examen.






También los estudiantes con un alto nivel de ansiedad tendían a culparse a sí mismos por su bajo aprovechamiento, mientras que los de bajo nivel no lo hacían. Aparentemente, los primeros respondían a la tensión de los exámenes con intensas reacciones emocionales y pensamientos negativos egocéntricos, lo cual les impedía un buen desarrollo, mientras que los segundos reaccionaban con una motivación y concentración cada vez mayores.






McKeachie y cols. (1955; cit. por Anderson y Faust, 1991) afirmaron que muchos estudiantes llegan a ponerse ansiosos, airados y frustrados al verse sometidos a exámenes de cursos, particularmente cuando se encuentran con preguntas que consideran ambiguas o injustas.






De acuerdo a esto, cabe esperar que estas emociones interfieran con el aprovechamiento; además, creen ellos que si a los alumnos se les da la oportunidad de escribir comentarios acerca de las preguntas que consideraban confusas, se disiparía la ansiedad y la frustración.






Con un enfoque univariado en el Perú se han realizado algunos estudios al respecto, en su mayoría tesis de Licenciatura, en las que se han relacionado variables psicológicas tales como la inteligencia y rasgos de personalidad, consideradas en forma individual, con el rendimiento académico general (p.e. Barahona, 1974; Bruckman, 1976; Carpio Toranzo, 1976; Gurmendi, 1979; Sacarpella, 1982; Benavides, 1993; García – Zapatero, 1988; Aliaga, Giove y Rojas, 1995; cit. por Aliaga y cols., 2001).






Los resultados señalan consistentemente correlaciones positivas moderadas del rendimiento con la inteligencia y correlaciones negativas pequeñas pero significativas con la ansiedad. La correlación con otros rasgos de personalidad como la introversión-extroversión es cercana a cero o no significativa.

Bibliografia: Reyes, Yesica (2003). Relación entre el rendimiento académico, la ansiedad ante los exámenes, los rasgos de personalidad, el autoconcepto y la asertividad en estudiantes del primer año de Psicología de la UNMSM

13 comentarios:

Dennis dijo...

Un corddial saludo, amigo, es interesante la publilcacion. ahora mismo lo estoy leyendo.
Soy un estudiante de medicina, que esta haciendo su tesis: sueño y su relaciòn con el rendimiento academico. Porfavor quisiera informacòn sobre como medir el rendimiento academico en estudiantes de medicina( sus ventajas y desventajas de esta medicion). Quiero que mi tesis aporte en algo al aprendizaeje del alumno, por ello quisiera poder medirlo lo màs eficazmente.
me despido dando gracias por su atencion.
atentamente Dennis
mi correo es demay39@hotmail.com

Anónimo dijo...

buenos dias
le envio un cordial saludo soy estudiante activo de la UACJ en México e igual que muchos de los que seguramente le escriben
estoy desarrollando mi tesis
de antemano quisiera pedirle su ayuda ya que planeo investigar la relacion de la carga academica con el rendimiento escolar de mis compañeros, solo que necesito una base fidedigna de como medir el renidmiento academico si fuera tan amable en compartir su informacion conmigo se lo agradeceria
mi correo
soy_flakis_bonita@hotmail.com
me despido agradeciendo su atencion .

Anónimo dijo...

BUENAS TARDES, SOY TANIA BUSTAMANTE ,ESTUDIANTE DE PSICOLOGIA , PRIMERO AGRADECERLE POR LA INFORMACIÓN Y SEGUNDO PEDIRLE POR FAVOR ME BRINDE LAS CITAS BIBLIOGRAFICAS PARA CONSULTAR LOS TEXTOS, PUESTO QUE ESTOY REALIZANDO UNA INVESTIGACION Y DE HECHO TAL INFORMACIÓN ES RELEVANTE, MUY AGRADECIDA.
MI CORREO ES taniasmart-9@hotmail.com

Joaquin Castillo Vásquez dijo...

hola, quería saber si puedes ayudarme a definir qué son habilidades académicas, porque no encuentro que alguien hable de ellas. Sé que se mide a través del rendimiento académico, pero en sí ¿cuales son las habilidades academicas?

Anónimo dijo...

Hola mi nombre es Jacqueline me pareció muy interesante tu investigación no se si me podrías mandar los títulos de los libros que has usado de referencia, te mando mi correo marijac_ts@yahoo.com gracias de antemano

Anónimo dijo...

Ana Elba Sánchez Hernández.
Que tal tu aportación me parece muy acertada ya que estoy buscando información sobre la ansiedad y su repercución en el rendimiento académico. Estoy realizando mi tesis para obtener el título de psicologa educativa. Me gustaría me hicieras llegar las bibliografías que consultaste. Mil gracias.

Julio César Solis Castillo dijo...

Nota Aclaratoria:
Muchas gracias por los comentarios, el material publicado en este tema RENDIMIENTO ACADÉMICO es autoría de la Señora YESICA NOELIA REYES TEJADA. La referencia donde está la tesis es la siguiente: http://sisbib.unmsm.edu.pe/bibvirtualdata/tesis/salud/reyes_t_y/t_completo.pdf
Me pareció un material sumamente interesante por eso lo publiqué, no quiero trasgredir los derechos de autor por eso pongo la referencia.
Gracias.

Anónimo dijo...

ún saludo cordial, mi nombre es Jessica:
estaba leyendo su aporte y me parecio muy interesante pero tambien quisiera conocer las fuentes bibliográficas ya que seria una gran aportacion para mi tesis sobre la motivacion y el rendimiento academico mi correo es jsanchezegusquiza@hotmail.com

Anónimo dijo...

Saludos cordiales y felicitaciones poe el aporte a la investigación precisamente mi trabajo de investigacion consiste en rendimiento académico por favor quisiera citas bibliográficas actualizadas sobre el tema de hábitos de estudio y rendimineto académico. Muchas gracias
Mi correo es: sidler15@hotmail.com

Teresa dijo...

Hola soy una docente que está haciendo un proyecto sobre resiliencia y rendimiento académico, me interesa el tema, gracias por los aportes y necesito profundizar, no se si me puedes proporcionar las citas bibliográficas, me interesa aportar para mejorar el rendimiento académico de nuestros chicos, mi correo bautistafacho@hotmail.com

Anónimo dijo...

hurpy.

saludos mi estimado maestro, estuve analizando su trabajo y es muy interesante se le agradece por sus aportes, estoy realizando un trabajo acerca de la falta de apoyo de los padres de familia y el rendimiento académico y no se si fuera mucha molestia si me puede usted proporcionar las citas bibliográficas ya que seria de gran aporte para mi trabajo.Mi correo es huascaran20007@hotmail.com.
espero su ayuda por favor muchas gracias por anticipado y que siga con los éxitos.

Anónimo dijo...

Muy interesante el trabajo pedagógico estoy iniciando un trabajo de investigación en rendimiento académico en geografía y este articulo será mi punto de partida

Anónimo dijo...

MUY BUENO TU ARTICULO, TE FELICITO Y A LA VEZ TE COMPROMETO A QUE SIGAS PUBLICANDO ESTE TIPO DE PUBLICACIONES QUE ES DE MUCHO INTERES PARA QUIENES NOS DEDICAMOS A LA INVESTIGACION. TE SUGUIERO QUE COLOQUE LAS REFERENCIAS BIBIBLIOGRAFICAS DE LAS CITAS MENCIONADAS POR LO DEMAS, TODO ESTA BIEN.

SALUDOS.

CARLOS CELIS

cccelisss@hotmail.com
www.tesis_peru.webs.tl